“Crisis migratorias” en Venezuela y Europa: Los Medios nos dicen quién es el culpable

Sin títuloEstos días los medios de comunicación han llenado sus imágenes, páginas, o espacios radiofónicos, de noticias relacionadas con lo que se ha llamado, para darle un toque despectivo, crisis migratoria y no fenómeno social migratorio. Los dos ejemplos que están siendo más resonantes en los medios son la ola migratoria a Europa, mayormente refugiados sirios, y los emigrantes colombianos en la frontera con Venezuela.

Haciendo una comparativa podemos comprobar como de un mismo suceso, en este caso la migración, pero con sus particularidades en cada caso, los medios de comunicación según sus intereses políticos editoriales acaban reconstruyendo las historias para generar impactos deseados en la opinión pública. Historias que suelen desdibujarse, evitando el método científico comunicativo, al ocultar sus verdaderas causas.

En el caso de la frontera de Colombia con Venezuela, por orden del Presidente Nicolás Maduro, se cerró el 20 de agosto el paso en el Estado de Táchira durante 72 horas por un enfrentamiento entre contrabandistas y militares venezolanas. Dada la situación se declaró el Estado de Emergencia en 6 ciudades, militarizando la zona y deportando algo más de 1000 emigrantes de colombianos supuestamente identificados como traficantes. Rápidamente los medios de comunicación, acompañados de los ataques discursivos y diplomáticos del gobierno colombiano de Juan Manuel Santos que llamó a una reunión de emergencia en la Organización de Estados Americanos (OEA), culpabilizaron en sus titulares a Maduro, sin hacer ningún análisis contextual, de violar los Derechos Humanos .

En Venezuela, según datos censales de 2011, había 684.040 colombianos[1] y por lo tanto Venezuela ha sido un destino viable para la migración colombiana recordando que incluso ACNUR contabilizó, ese mismo año, a 200.000 refugiados colombianos en Venezuela que huyen del conflicto armado[2]. Venezuela no solamente ha sido un país de acogida sino que viendo el conflicto armado como principal causa de ese éxodo con millones de desplazados, tanto por la violencia física como estructural, también intervino varias veces como mediador del conflicto entre guerrillas y Estado donde a pesar de su notable rol finalmente fue apartado por el mismo Estado colombiano para evitar que el expresidente Hugo Chávez pudiera llevarse medallas de triunfo en la comunidad internacional.

Una frontera entre Colombia y Venezuela con problemas de gestión conjunta al no situarse los dos Estados en buena sintonía bilateral dadas sus diferencias políticas, donde se realizan grandes ilegalidades de contrabando como el petróleo afectando las economías de los Estados, donde actúan actores violentos como paramilitares colombianos que dan oxígeno al conflicto, en lugar de ser noticia el contexto de esta situación dando énfasis a la importancia de la cooperación bilateral y las causas de esa migración masiva para buscar soluciones los medios explicitan de manera simplona y descontextualizada el  cierre de la frontera de Venezuela utilizando la deportación de colombianos no contra un contexto de crisis sino contra el mismo gobierno de Venezuela. De esta manera los medios de comunicación etiquetando a Venezuela de violar los Derechos Humanos no solamente acaba teniendo impacto en la opinión pública sino también en las instituciones oficiales internacionales, llegando a que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH)[3] se acabe pronunciando contra Venezuela. Tesis de la noticia; “Venezuela viola los Derechos Humanos expulsando a emigrantes colombianos”. Un titular que no ha sido usado en los medios en el caso de los Estados Unidos que según un informe oficial expulsó en 2009 a 387.790[4] emigrantes.

El caso de Estados Unidos de no culpabilizar los medios al Estado a pesar de la existencia de informes que detallan su violación, muy diferente al enfoque hacia Venezuela, es comparable con la otra situación de estos días, la ola de emigrantes refugiados de Siria hacía Europa. Los medios no solo ocultan las causas, como de costumbre, del fenómeno social sino que en estos ejemplos de países del Norte el criminal no es el Estado “democrático” expulsando emigrantes sino el emigrante porque intenta entrar irregularmente en el país. Por lo tanto, cualquier expulsión es justificada. Las imágenes de miles de sirios caminando por Europa intentando llegar a destinos preferentes como Alemania, imágenes duras con muertes de niños, enfocan el sentimentalismo sin recordar sus causas y sus complicidades del por qué sucede eso.

A diferencia de Venezuela intentando solucionar causas de migración colombiana, haciendo mediación del conflicto, el caso de Europa, Estados Unidos, y los países de la OTAN es lo contrario, justamente provocaron la causa de la Guerra, algo que poco dicen los medios. No hay que olvidar que en 2011 los supuestos rebeldes sirios fueron armados por los países occidentales para derribar el gobierno de Siria, por sus intereses geoestratégicos en la zona de Oriente Medio, provocando una Guerra Civil que conllevó a la entrada de nuevos actores borrosos como el Estado Islámico. Por lo tanto, la emigración de Siria, al igual que se da en Libia, justamente viene por la intervención militar occidental provocando zonas de Estados fallidos que ocupan las grandes mafias que trafican con personas. Los provocadores de la guerra, un causa que poco resaltan los medios para seguir, según sus intereses, identificar como autor del problema al actor que interesa; el gobierno bélico de Siria y consecuentemente etiquetar al emigrante como un problema interno y no provocado por las acciones bélicas internacionales.

Las últimas declaraciones de la Presidenta Angela Merkel sobre que esta ola de migración irregular pone en peligro la zona Schengen, y con ello la Europa libre de fronteras internas en Europa para la circulación de personas, vuelve a desviar la causa principal del problema. Declaraciones muy resonadas en los medios donde la estrategia, una vez más, es etiquetar de culpable a quien no lo es, provocando una aceleración de racismo y la xenofobia.  El titular; “los emigrantes provocan crisis en Europa”, un titular que oculta que la crisis institucional europea proviene de otras causas dado que varios países, como Bélgica, han expulsado 2712 europeos en 2013[5], entre ellos 323 españoles, violando la zona Schengen antes de la ola migratoria Siria.  Algo de lo que poco hablan los medios.

 

[1] https://www.iom.int/files/live/sites/iom/files/pbn/docs/Perfil-Migratorio-de-Colombia-2012.pdf

[2] http://www.eluniversal.com/2011/06/20/unos-200-mil-colombianos-buscan-paz-en-venezuela

[3] http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2015/100.asp

[4] http://www.dhs.gov/xlibrary/assets/cfo_afrfy2009_vol1.pdf

[5] http://www.20minutos.es/noticia/2025434/0/rumanos-bulgaros/espanoles-expulsados/belgica-ranking/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones escritas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s