Elecciones en Estado Español y Podemos: Un día de Reflexión Electoral sin reflexión

Iglesias-asume-programa-Podemos-gustara_TINIMA20150505_0925_5No entiendo por qué al día previo a la jornada electoral se le llama Día de Reflexión cuando en realidad poca reflexión política electoral y postelectoral se hace en la sociedad.

Es un día que los políticos utilizan para descansar y posiblemente muchos se lo pueden merecer tras las dos semanas de campaña, pero aquí el centro de la cuestión no es la élite política que ya está centrada desde mucho antes de la campaña en reflexionar sobre la campaña, sus posibles resultados y el qué hacer posteriormente. Donde falta mucho esa reflexión es justamente en las mayorías sociales, simpatizantes y votantes.

Desde las primeras elecciones del Régimen del 78, los partidos de la “casta” han seguido el manual de instrucciones de la llamada “Democracia Representativa”. Es decir, los líderes políticos hacen sus campañas electorales presentando discursos, propuestas, promesas – muchas pero muchas veces incumplidas – o programas, usando todo el tipo de medios de comunicación, desde actos masivos de militantes en centros deportivos, hasta entrevistas en radio, tele o prensa, carteles en barrios u hoy uso de redes. Todo ello con el simple objetivo de convencer para conseguir votos. ¿Pero qué sucede una vez obtenidos los votos? ¿Las votantes, simpatizantes e incluso militantes de base, tiene derecho a participar en los pactos posteriores?

Hasta la actualidad en la “vieja política” el votante sabe que tras dejar su voto en la urna ya pasa a ser un actor pasivo donde no tendrá ninguna posibilidad de decidir en lo post-electoral, como pactos, y por eso la opinión pública debate en campaña sobre resultados pero poco sobre los pactos.

Yo, reflexiono

Una de las nuevas formaciones políticas que habla de enterrar la “Vieja Política” y hacer nacer una “Nueva Política” es PODEMOS, pero como dijo Gramsci (un padre intelectual de la formación) en un periodo de crisis como el actual en España “lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”. Y algo viejo que se ha mantenido justamente en PODEMOS es reproducir la falta de debate pos-electoral y centrarse simplemente en la campaña para sumar votos dejando de lado la construcción de la nueva política como mecanismos de democracia participativa.

Como PODEMOS es una fuerza política joven en construcción y reinvención, con pasos adelante y pasos atrás ya que ningún proceso político es lineal, como ciudadano me tiro a la piscina de la nueva política. Debatir de lo post-electoral antes de los resultados electorales, los resultados de mayor incertidumbre en la historia del Régimen del 78.

En primer lugar, como algunos sondeos dicen, si PP queda primera fuerza pero sin mayoría, es posible que busque su pacto con CIUTADANS. Ver si sería un pacto de gobierno bipartito, el primero que se daría en España desde el 78, o un apoyo de investidura. De lo que es visible es que el PP y CIUTADANS coinciden en los dos puntos principales de la política actual; el endurecimiento del neoliberalismo con el derrumbe del Estado del Bienestar, y el centralismo nacionalista españolista contra la plurinacionalidad y la autodeterminación. Aquí es importante ver qué papel jugará la oposición y qué orden tendrá. Si queda PODEMOS o PSOE como principal fuerza de oposición. Si es PSOE hay dudas sobre su ambigüedad en oposición.

Si simplemente buscará ser “oposición” en el corrillo de los diputados como ha hecho hasta ahora, ya que ha estado bastante de acuerdo con las políticas de austeridad y su posición centralista en el tema catalán, o generará cercanías con PODEMOS en defensa de políticas del Estado del Bienestar y la construcción, todavía muy teórica, del  Derecho a Decidir. Hasta el momento, según la moderación de Pedro Sánchez y la asesoría de sus gurus  de empresas trasnacionales como el expresidente Felipe González,  lo más probable es lo primero. Pero si es PODEMOS la principal fuerza de oposición es ver si se convierte en un referente de calle  haciendo nacer más Gamonales, que indirectamente y sin intención apagó por la centralidad electoralista de 2014 y 2015,  ya que las contradicciones y las luchas se acelerarán con el crecimiento de desigualdad y mayor pérdida de derechos. Y será necesario profundizar lazos con otros partidos de la oposición cercanos en programa, como IZQUIERDA UNIDA, y con las alcaldías estratégicas; Barcelona, Madrid, Zaragoza, Cádiz,….

Otro escenario similar, pero más “cómodo” para PODEMOS, es que quede directamente como segunda fuerza y se lleve a cabo un pacto tripartito, ver si es en gobierno o investidura entre PP, PSOE y CIUTADANS, ya que de esta manera quedaría más reflejado en la sociedad española la división entre oligárquica y la ciudadanía. Quedando alumbrado que CIUTADANS poco tiene de nueva política y PSOE poco de socialista. El conflicto entre un Gobierno de Unidad Nacional en defensa de recortes y una masa social por sus derechos será acelerado y PODEMOS como oposición debe liderar y confluir todos los movimientos sociales en crecimiento. Es un escenario que sería incomodo para la sociedad española dada la emergencia social, pero apetecible para PODEMOS para hacer madurar políticamente a la sociedad española para las siguientes elecciones y poder llevar a cabo de esta manera políticas más rupturistas.

Y finalmente, la otro posibilidad, complicada según sondeos (pero no muy fiables por grandes márgenes de error como PODEMOS sabe con experiencia de las encuestas de las elecciones europeas) pero no imposible, es convertirse en primer fuerza ganando las elecciones de mañana 20 de Diciembre. Aquí hay un escenario más complejo, y es justamente el debate que los militantes, simpatizantes y votantes deben estar preparados. No esperar sorpresas, estar preparados para posibles escenarios. Pablo Iglesias habla de “Nueva Transición”, pero, ¿sabe la gente en qué consiste esta Segunda Transición?. Si quiere ser investido Pablo Iglesias será necesario pactar con el ambiguo PSOE  y, por lo tanto,  posiblemente para conseguir su apoyo necesitará presentar mucha más moderación política. ¿Muchos votantes se podrán sentir traicionados o lo ven como una camino para mejoras a corto plazo? ¿IZQUIERDA UNIDA daría o no daría apoyo tras su radicalización con el joven líder Garzón? ¿Pablo Iglesias se convertiría en un nuevo Syriza, “gobernar pero con poco que cambiar”?

Desde el nacimiento de PODEMOS en Vistalegre se señaló que el ascenso de PODEMOS “no es una carrera para dar frutos inmediatos sino una carrera de fondo”, y es evidente, pero el error es que la masa social desconoce un día antes de las elecciones cuáles son los caminos de esa carrera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones escritas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s