Primarias: Cualquiera en Podem Catalunya puede ser Lopetegui

13737638_628997853918030_4222599865628105356_o

Tras agrias experiencias de la Selección Española de Fútbol en el Mundial de Brasil en 2014 y la Eurocopa de este año, finalmente se acabó la etapa del entrenador con mejor palmarés de la historia del fútbol nacional, Vicente del Bosque. Una despedida que da paso a la Bienvenida del nuevo técnico, el exguardameta vasco Julen Lopetegui.

El fútbol es considerado el deporte “número 1” a nivel internacional. No en todos los continentes pero en Europa y en América Latina no hay duda de su hegemonía. España sigue el patrón. Cada domingo millones de personas siguen la Liga de Fútbol Profesional y no por la simple intención de acertar la Quiniela millonaria sino porque “su” equipo gane. Da lo mismo ser de izquierda o de Derechas. Da lo mismo ser catalán o madrileño. Da lo mismo ser de clase trabajadora o de la élite económica. E incluso, da lo mismo criticar o no criticar el negocio del fútbol o casos de fraude fiscal como el de Messi. El fútbol, con su Transversalidad, es para muchos la “Esencia de vida”. Tanto es en si que  muchos soñarían con poder ser ahora Lopetegui. O al menos prueban serlo en sus espacios colectivos, muchos con ambiente machistoide, como bares.

Poder decidir los 24 convocados para ir al próximo Mundial, decidir cuál es la alineación, quién es el capitán, cómo se debe atacar, y cómo defender, buscar la moral de conjunto…. El poder de la decisión, un poder con el fin de Ganar y nada más que  Ganar. Cualquiera que fuera seleccionador apostaría por la Teoría Racional (Máximo Beneficio) y no por la Teoría de la Convicción (Valores). Uno podrá ser fan del Real Madrid o del Barça pero como seleccionador no elegirá a sus convocados por ser de un equipo u otro, sino por ser los mejores. No por ser del Madrid te olvidarás a Inistesa, o por ser del Barça no llamarás a Sergio Ramos, en este momento. Uno podría sentirse más cercano a algunos jugadores por tener amigos en común, ser del mismo pueblo de origen, o generarle simpatías, pero jamás lo elegirá para el plantel deportivo si no es la persona más preparada para cumplir una función.

Aunque en el Fútbol no se ha generado ningún movimiento social para impulsar debate a favor de democratizarlo, y así no ganar siempre Barça, Madrid o Atlético, o ni tan siquiera se habla de “Nuevo Fútbol” para poder ser cualquier ciudadano Lopetegui, o al menos intervenir la ciudadanía mediante canales de Internet o asambleas participativas en las decisiones técnicas y no ser sólo opinólogos de Bar, algo de esto si que ha cambiado en la Política. El movimiento 15M, los Indignados, Juventud Sin Futuro, Iaioflautas, Gamonal, manifestaciones mineras, Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Derecho a Decidir,… y muchas más acciones y movimientos sociales gritaron “No Nos representan” después de la llamada Crisis del 2008. Nacimientos organizativos, sin olvidar jamás sus historias de lucha previa, provocados por el crecimiento de pobreza, desigualdad, corrupción, privatizaciones de servicios públicos, desahucios, y en definitiva el desmantelamiento del conocido Estado del Bienestar. Un “No Nos Representan” que llevó al siguiente escalón de: ” entonces ¿nos representamos nosotros mismos?”. Y, así nació Podemos en 2014 como una propuesta novedosa.

Algo más de dos años de vida. Dos años difíciles en el que se quiso correr antes de saber andar. Muchos kilómetros avanzados pero también con duras caídas, lesiones, y recaídas, y también algún desvío. Muchos aciertos pero también errores concretos. Dos años madurando y aprendiendo, entre muchas cosas, que los procesos políticos no son de crecimiento exponencial según el tiempo. La caja negra del Proceso de Madurez aglutina muchos más factores. Y sobre todo dos años conociendo, no sólo la política más de cerca en nuestros barrios y ciudades, sino a la gente que también quiere hacer “nueva política”.

En Catalunya han existido desde el nacimiento de Podemos (enero de 2014) varios procesos de primarias para elegir a los dirigentes y dirigentas tras el I Congreso Estatal en Vistalegre en Octubre de 2014. Las primarias en las localidades en Enero de 2015 para conformar los Consejos Ciudadanos Municipales (CCM) y las primarias en Catalunya en Febrero del mismo año para el Consejo Ciudadano Autonómico (CCA). Procesos posiblemente muy prematuros que dieron la posibilidad democrática a todos los inscritos en Podemos, cualquier ciudadano registrado por Internet y sin ningún pago económico, a votar para elegir a los líderes locales y autonómicos. Pero faltó mucho conocimiento sobre quién era el mejor candidato. La Democracia es poder votar, pero también es que la gente vote con conocimiento (diferencia entre la vieja y la nueva política posiblemente), y lo segundo faltó no por interés si no por tiempo y madurez.

Votar al primo, el tío, el amigo, la hermana, la madre, o los bautizados por Pablo Iglesias con CLARO QUE PODEMOS, fueron los motivos muchas veces de los candidatos seleccionados en CCM y en el CCA. Y no decir, que a pesar de ser listas abiertas, el escaso conocimiento de los candidatos por parte de los votantes provocó finalmente la elección de las llamadas “Listas Plancha”. Al igual que en España muchos creen que podrían ser “Seleccionadores de Fútbol” por conocer a fondo el deporte y seguirlo semanalmente, también muchos no se verán capaces de ser seleccionadores de Waterpolo que a pesar de conocer el deporte, y sus reglas, por no conocer bien a sus jugadores.

Entre este 22 y 24 de julio hay nuevas elecciones primarias en Podem Catalunya, tras su desmantelamiento prematuro en octubre del año pasado. En todo este recorrido de más de dos años, el gran avance es que la gran mayoría ya nos conocemos. Sabemos quién puede ser el mejor portero, defensa, centrocampista y delantero, y no decir del capitán. No es una pachanga entre amigos, nos jugamos el Mundial. Sabemos quien entrena diariamente en Podemos no para beneficio propio sino para el Bien Común, no para ser Balón de Oro sino para levantar la Copa del Mundial. No por ser un jugador del Barça, si eres culé, es mejor que uno del Madrid. Aquí valen las mejores personas para liderar no del equipo que provienen; Fem Podem, Ho Podem Tot, Impulsant el Canvi, Podem Per Guanyar, E-stimen Podem. Se juntan los diversos factores para conseguir el mejor equipo; Democracia interna, Madurez política, conocimiento de candidatos, y listas abiertas.

No podrás elegir, al menos hasta el momento, tu Selección de Fútbol pero si tu Selección en Podemos. Yo ya estoy preparando la mía; con miles de dudas por la decencia y calidad de muchos pudiendo elegir sólo a 34 (además de 6 de la Comisión de Garantías) pero con muchas certezas de limpiar oportunismos e incendiarios.

Mucha preparación en los/las SGs, con debilidades y fortalezas como cualquier perfil humano, a los que a la mayoría he podido conocer personalmente en el batallón del frente; “el” Óscar de  la lucha obrera, “la” Jessica como una líder femenina y feminista, “el” Albano como especialista contra la mafia de la salud en Catalunya y su Café amb LLET, o “el” Rafa que tanto odian los grandes bancos por sus luchas por la Vivienda Digna. O Raimundo, el único con el que no he tenido un perfil directo pero si un seguimiento sobre su perfil académico y participación en movimientos sociales. 5 perfiles variopintos y de calidad para salir al campo de juego, aunque sólo uno, Rafa, no dobla cargo ya que los otros 4 son parlamentos en Catalunya, diputado o senador. Si buscamos el poder de las mayorías que la mayorías también usen espacios de responsabilidad. Aún así, pese a esta observación elegir al capitán no será fácil.

Y finalmente de los consejeros y consejeras hay gente muy válida, yo votaré los que han sudado y sudarán por el equipo su camiseta. Vengan de donde vengan. Se llamen como se llamen. Los que acepten que si el compañero falla un penalti se le debe animar. Los que acepten que no sólo juegan 11, sino también el banquillo, un equipo técnico y en definitiva todo un pueblo que apoya desde el estadio,  calles, o desde la TV de sus casas. Los que acepten que “no hay mejor defensa que un buen ataque”. Los que acepten que el fútbol ya no es un deporte de hombres, sino también de mujeres. Los que acepten que deben escuchar a los aficionados y a la grada, que a veces ven el partido desde otra dimensión que los jugadores no ven. Los que acepten que no sólo se aplaude al que marca el gol sino también al que paraliza un contrataque. Y los que acepten que el objetivo no es hacer buen papel en el torneo sino únicamente ganar.

Yo ya tengo mi selección de Podemos. Voto para Ganar, Ganar para el Cambio. Para levantar la copa. Hazlo tu también: https://participa.podemos.info/es

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones escritas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s